Guía sobre Curación de Contenidos y sus 5 Mejores Herramientas

La curación de contenido es vital para el marketing digital, es algo que cada vez más y más cuentas y negocios online llevan a cabo, sus beneficios son realmente positivos a la ve que muy variados.

En este artículo te estaremos contando todo lo que necesitas saber acerca de la curación de contenido para que aprendas a hacerlo de manera efectiva; así podrás sacarle el máximo provecho a tu proyecto y llevar adelante tu marca.

¿Qué es la curación de contenidos?

Tal y como se hace con las obras de arte, la curación de contenidos es seleccionar una cantidad de artículos (o publicaciones en general) que existan en internet sobre algún (o algunos) tema en específico, para luego reproducir el contenido que se encuentra en ellos.

Dicho de otro modo, curar contenidos significa seleccionar un contenido que ya existe para analizarlo y segmentarlo, con el fin de presentarlo a un público en particular según sus gustos y características específicas.

Por ejemplo, tenemos un blog acerca del cuidado y la alimentación de las mascotas. Podemos seleccionar 10 artículos que ya existan en internet sobre cómo alimentar perros de raza pequeñas, y tomar solamente lo más importante y lo más interesante de cada uno de esos artículos, para luego reproducirlos y publicarlos en nuestro blog. Eso es una curación de contenidos.

que-es-curacion-contenidos

¿Para qué sirve la curación de contenidos?

El objetivo fundamental en la curación de contenidos es poder proporcionarle a nuestra audiencia el contenido que a ellos les interesa leer. Por eso la curación de contenidos debe hacerse pensando específicamente en ese público lector.

La curación de contenidos sirve, en otras palabras, para ahorrarle tiempo al lector, y ofrecerle lo que sabemos que él desea leer.

Por otro lado, la curación de contenidos nos resulta útil para convertirnos en un espacio relevante, en el que el usuario sepa que encontrará la información precisa en la que él está interesado.

¿Cómo se hace la curación de contenidos paso a paso?

Aunque parezca sencillo, la curación de contenidos no lo es en lo absoluto. Al contrario, es un proceso bastante complejo, pero no por ello es necesariamente complicado; sólo es cuestión de seguir muy bien los pasos que te presentamos a continuación.

1) Define objetivos

Lo primero que debes hacer antes de curar contenidos  es definir muy bien los objetivos. Y los objetivos son algo así como una calle de dos vías. Tus objetivos para curar contenidos deben centrarse, en primer lugar, en el propósito que tiene tu negocio o tu marca o la empresa para la que tú estás trabajando. Y en segundo lugar, tus objetivos obviamente deben ir en consonancia con los intereses de ese público lector, o esa audiencia con la que la marca ya cuenta.

Los objetivos por parte de la empresa, marca o proyecto en internet suelen ir en función de obtener beneficios, como ganar más seguidores, obtener visibilidad, generar tráfico, hacer conversiones, lograr ventas, entre otros.

Y la mejor manera de lograr objetivos que van en función de los beneficios de la marca o empresa es, claramente, complacer a ese público al que va dirigido el contenido. Entonces, complacer a ese público implica conocer muy bien sus gustos e intereses.

Dentro de esta parte de los objetivos debemos realizar algo que se llama segmentación. Debemos conocer muy bien las características de nuestro público para saber cómo definiremos nuestros objetivos, y con éstos poder continuar en la curación de artículos.

Así, un ejemplo de definición de objetivo de curación de contenidos pudiera ser: generar tráfico en nuestra web, publicando contenido dirigido a nuestro público en particular, quien causará esa acción. Si tenemos un público del que sabemos que su edad promedio está entre los 25 y 40 años de edad, el contenido que vayamos a publicar debe ser interesante para ese tipo de audiencia.

2) Investiga

Una vez que tenemos definida a nuestra audiencia, y que sabemos muy bien cuáles objetivos tenemos como marca o empresa, es momento de realizar la investigación. Es evidente que esta investigación la realizaremos en internet, pero debemos enfocarnos en tratar de acudir solamente a las fuentes de mayor reputación; es decir, aquellas que además de tener una gran cantidad de seguidores y alcance, también cuentan con mucho respeto dentro de la web, por lo que son consideradas como confiables.

El proceso de investigación para la curación de contenido no debe centrarse solamente en artículos escritos y publicados en internet, ya que también podemos tomar como fuentes a las infografías, los videos, tutoriales, entre otros formatos.

Existen herramientas que hacen que este proceso sea mucho más rápido y automatizado. Te estaremos hablando de ellas más adelante.

3) Cura el contenido

El tercer paso es donde realmente vamos a curar el contenido que le vamos a ofrecer a nuestros lectores y seguidores.

Ya sabemos qué quiere nuestra audiencia, y sabemos qué queremos como empresa. Ya hemos investigado todo el contenido que se necesita para lograr esos objetivos. Ahora es momento de curar ese contenido, y lo primero que debemos hacer es segmentar.

La segmentación es desechar todo aquello que sabemos que representa un contenido que no va dirigido a los gustos y a los intereses, e incluso a características, de nuestro público. Si tenemos un contenido dirigido a madres y nuestro público es principalmente masculino, obviamente debemos desechar esa parte del contenido, y así sucesivamente.

Por otro parte, si tenemos un público mexicano y la información que hemos obtenido es del público de España, es evidente que debemos curar muy bien ese contenido en función de lenguaje y de contexto, para no tocar temas que sean de nula relevancia para nuestra audiencia, y tampoco dejar escapar aquellas temáticas que sí son atractivas para nuestros lectores.

El último detalle a tomar en cuenta dentro de este paso tan importante en la curación de contenido, es la validación de la información, o lo que se conoce como el artículo de valor. Dentro del contenido que curamos seguramente estaremos ofreciendo alguna solución o respuesta a una inquietud que tenga nuestra audiencia. Por lo que debemos enfocarnos en que esa respuesta o solución sea realmente efectiva; que esté actualizada, que no se trate de información obsoleta o, peor aún, que sea información falsa.

4) Optimiza para SEO y otros

Ya hemos completado casi todo el proceso de curación de contenido, pero antes de publicar debemos tomar en cuenta el SEO y algunos otros detalles que ayudarán que nuestro contenido tenga un máximo alcance.

Este cuarto paso trata, por ejemplo, sobre determinar y aplicar las palabras clave que sabemos que son las más relevantes para la audiencia a la que va dirigido nuestro contenido, y que al mismo tiempo son las palabras clave que optimizarán nuestro posicionamiento en los motores de búsqueda.

En esta fase de proceso de curación de contenido, también sería muy provechoso usar los hashtags y etiquetas relacionados con el tema o contenido que estamos curando.

5) Publica

Aunque es el último paso dentro del proceso de curación de contenido, no es precisamente algo sencillo. Tú puedes publicar tu contenido a través de diferentes medios, y cada uno de ellos tiene características muy particulares.

Si vas a publicar tu contenido a través de twitter, debes saber que es una plataforma bastante limitada en cuanto a la cantidad de caracteres que te permite publicar. Sin embargo, actualmente la elaboración de hilos te ayuda a publicar información un poco más extensa, aunque lo ideal es publicar un solo tweet con un enlace hacia tu blog o tu web.

Si deseas publicar tu contenido en Instagram, es porque estás pensando en una audiencia que es mucho más visual que otra cosa, entonces tu contenido debe ir acompañado de una imagen de muy alta calidad, que al mismo tiempo condense toda la información que deseas publicar.

Así como esas dos redes, existe una gran cantidad de redes sociales como Facebook, LinkedIn e incluso los blogs, donde seguramente estará la parte más magra del contenido que hemos curado. Cada uno de estos medios, como ya lo dijimos antes, tiene características que deben ser tomadas en cuenta antes de hacer la publicación.

¿Cómo ser curador de contenidos?

Si te interesa el oficio de curador de contenidos, bien sea porque deseas aplicar ese conocimiento para una marca o un emprendimiento propio, o porque trabajas para una empresa que te demanda esas habilidades, te decimos que ser curador de contenido es algo que ciertamente se puede aprender, pero para lo que también debes poseer ciertas habilidades.

Debes ser, primero que nada, una persona muy creativa, capaz de condensar y producir información ya existente. Por otro lado, también debes tener habilidades muy amplias en cuanto a investigación, ya que debes ser alguien capaz de encontrar el mejor contenido, incluso debajo de las piedras.

Y además, todas estas habilidades anteriores se pueden conjugar con el manejo de herramientas tecnológicas que te facilitarán el trabajo.

herramientas-curacion-contenidos

Las 5 mejores herramientas que todo curador de contenidos debe dominar

A continuación te presentamos las 5 mejores herramientas que todo curador de contenido debe manejar.

Pocket

Pocket es una de las herramientas más populares porque cuenta con una cantidad de usuarios considerable, además de ser completamente gratuita.

Pocket puede almacenar todas las URL que te parezcan interesantes y que sepas que necesitarás consultar luego. No solamente de páginas y sitios web, sino incluso también de correos electrónicos. Asimismo, te permite clasificar todas esas URL según categorías que tú definas como etiquetas, videos, leer más tarde, ente otros.

Feedly

Feedly, nos atrevemos a asegurar que es la herramienta más famosa para la curación de contenido después de Pocket. Feedly es gratuita y muy intuitiva, por lo que no hace falta ser un experto para sentirse cómodo en ella.

Feedly es un lector de redes sociales que te permite mantener un seguimiento a todos los blogs que te interesan y organizarlos por categorías.

Lo más atractivo de Feedly es que te permite crear alertas, bien sea para detectar aquellos blogs que están inactivos, o también para enterarte cuando exista una publicación nueva.

Buffer

Buffer es una herramienta que tiene una versión gratuita un poco limitada pero muy recomendada para principiantes, y una vez que requieras más experiencia puedes pasar al modo Premium.

Cuando se trata de rapidez en la difusión de contenido, esta es la mejor herramienta que te permite vincular todas las redes sociales como twitter, LinkedIn, Facebook, Instagram, Pinterest, entre otras.

Buffer te permite programar hasta 10 publicaciones por las redes sociales que estés manejando desde esta herramienta, fascinante ¿no?

Content Gems

Aunque esta herramienta es bastante popular, no la consideramos al mismo nivel de las otras que te hemos mencionado. Sin embargo, tiene algo positivo, y es que un buscador que te ofrece de manera inmediata todos los artículos ya publicados según el contenido en el que estás investigando.

Una vez que defines nichos y categorías en esta herramienta, puedes activar el aviso de todas las nuevas publicaciones que se den en él, pero este aviso te llega a través de tu correo electrónico.

Paper.li

Paper.li es una herramienta de curación de contenido bastante visual; es una especie de periódico digital que vas creando con todos aquellos artículos que vas reuniendo dentro de tu proceso de curación. Dicho de otro modo, te permite tener, de una manera más visual y atractiva, toda la investigación que vas realizando, y al mismo tiempo te permite organizarla de una manera en la que la puedes reproducir o publicar de forma un tanto novedosa e interesante.

Deja un comentario