Plugin para hacer redirecciones de forma fácil

Seguro que te has encontrado con la sorpresa de que uno o varios de tus enlaces están caídos, o que necesitas cambiarle la dirección a un post porque lo has actualizado, o sencillamente quieres cambiar de dominio y obviamente quieres que el blog entero se vaya con él para no perder todo el esfuerzo invertido en el dominio anterior. Pues bien, el plugin Redirection es el mejor para redireccionar páginas web.

Además, más allá de que quieras redireccionar páginas web para mantener activo tu blog y deshacerte de los feos errores 404, redireccionar es una necesidad más que otra cosa, porque tener en el blog errores 404 es perjudicial para tu posicionamiento en el buscador de Google.

Por todo esto, en este artículo te quiero hablar sobre Redirection, un plugin para WordPress muy popular entre los usuarios. Aquí te hablaré de sus características, de las redirecciones que puedes hacer, cómo funciona y más. Así que si ya estás listo, comencemos cuanto antes.

Redirection, el plugin para redirecciones por excelencia.

Redirection, el plugin para redirecciones por excelencia.

Existen muchos plugins para redireccionar páginas web, pero pocos tienen el cariño y recibimiento del que goza Redirection; pues sus más de 1 millón de instalaciones activas son buena prueba de ello. Es un plugin que recibe actualizaciones regulares y que es compatible con WordPress desde la versión 4.9 en adelante.

Redirection fue creado por John Godley desde hace más de 10 años, y hoy en día es la herramienta para redireccionamientos más usada por la comunidad de WordPress, ya que permite realizar redirecciones 301 y 302, pero también es capaz de realizar una búsqueda y corrección de los errores 404 y enlaces rotos que estén presentes en tu blog, entre otras utilidades de las que te hablaré en los siguientes apartados.

El plugin es muy útil para cualquier blog o sitio web, porque con la administración de redirecciones puedes mantener a flote el posicionamiento de tu blog; porque como sabes, si hay algo que Google penaliza en los websites es encontrar enlaces rotos, errores 404, contenido duplicado… Pero en fin, continuemos. Este plugin realiza las redirecciones desde el propio WordPress, pero lo mejor de todo está en lo que te contaré a lo largo del post.

Cuándo necesitarías hacer redirecciones en tu sitio web

Cuándo necesitarías hacer redirecciones en tu sitio web

Primero tienes que saber que hay 2 tipos de redirecciones principales (porque hay otras como la 307): Las redirecciones 301 y las 302.

Las 301 son mayormente empleadas que las 302, y esto es porque son redirecciones permanentes que funcionan para corregir errores 404 (ya sabes, cuando un link o URL no existe), o también para indicar que un archivo o página ha cambiado de URL, y así redirigir a los visitantes que llegaron a la URL antigua hacia la URL nueva donde ahora está la página.

El punto fuerte de las redirecciones 301 es que no sólo los usuarios son redirigidos al nuevo enlace, sino también los robots de Google, con lo cual se les indica que todo el trabajo de optimización hecho en el antiguo enlace, ahora deben tenerlo en cuenta en el nuevo; de esta forma no perderás el trabajo en SEO que hayas realizado en la antigua dirección, por lo que el posicionamiento del blog no se verá afectado.

Por su parte, las redirecciones 302 son temporales, por lo que son útiles sólo cuando estás haciendo algún trabajo de mantenimiento en alguna página del blog y quieres que los usuarios sean llevados a otra donde alojes ese contenido. Ya cuando termines el mantenimiento podrás quitar la redirección para que los usuarios puedan volver acceder al enlace de siempre.

Pues bien, las 2 tienen su utilidad en concreto, y las 2 puedes hacerlas con Redirection. Sin embargo, ahora te contaré cuáles son las situaciones en las que necesitarías realizar redirecciones 301 con Redirection:

Para optimizar en SEO alguna URL: Sí, en caso de que tengas URLs no optimizadas para SEO, pues no cumplen con un formato amigable (hay caracteres alfanuméricos, no tienen el nombre del post separado por guiones cortos, etc). Puedes optimizar la URL para SEO, y redirigir desde la URL no optimizada hacia la que sí lo está.

Presencia de contenido duplicado: A veces el contenido duplicado se genera sin que te des cuenta, y las redirecciones 301 son excelentes para arreglar el despiste. Si tienes un mismo contenido en 2 direcciones diferentes, puedes simplemente redirigir una página hacia la otra y así solucionar el asunto.

Presencia de errores 404: Es probable que en algún momento hayas borrado un post ―o pienses hacerlo―, y cuando alguien quiera entrar a él desde Google, en su lugar se encontrará con un gran “Error 404”. Para solucionarlo basta con que redirijas la URL de ese post inexistente hacia tu página de inicio, o cualquier otra página que creas conveniente ―y que esté funcionando, claro―.

Querer cambiar de dominio: Si quieres tener un nuevo dominio para tu blog, es obvio que quieres que todas las direcciones web que le pertenezcan ahora respondan al nuevo dominio, así que tienes que redireccionarlas hacia ese nuevo dominio.

Redirigir términos comunes: Verás, imagina que tu página de contacto es algo como “tublog.com/contacto”. Bien, paralelamente puedes crear redirecciones que no terminen en “/contacto” sino en, por ejemplo, “/llamar/teléfono/contactar”. ¿Por qué? Porque así los usuarios que usan esos términos en la URL pueden ser redirigidos hacia tu página de contacto.

Eso ha sido todo por este parte; esas son algunas de las situaciones más frecuentes por las que las redirecciones 301 son tan necesarias, y con el plugin Redirection puedes hacer este tipo de redirección, en cualquiera de las situaciones que te encuentres de las ya descritas.

Características de Redirection

Características de Redirection

Ahora te dejaré con las características que resaltan de este plugin. Son muchas, pero creo que ninguna o muy pocas son irrelevantes, ¿Qué opinas tú? Aquí están:

Disponible en español.

También permite realizar redirecciones 307.

Compatibilidad con Regex: Con esto Redirection puede actualizar en masa todos tus redireccionamientos.

Solución de errores 404.

Crea y guarda un registro de todos los errores 404 del blog, con el fin de darte la capacidad de aplicarles redirecciones 301.

Redirecciones por condiciones prediseñadas como de navegación, cookies, referencias, etc.

Registro total de todas las redirecciones realizadas para llevar un control de las URL redirigidas y las que no.

Posibilidad de insertar una redirección 301 de forma automática cuando cambies la URL de un post.

Acceso a redirecciones en index.php, en index.html y en index.htm

Muestra estadísticas: Por ejemplo, cuántas veces has generado una redirección, cuándo fue la última vez y  quién la hizo (Estadísticas disponibles si usar el módulo de WordPress).

Sistemas de importación y exportación de redirecciones.

Soporte para Nginx y Apache.

Creación de redirecciones por condiciones

Creación de redirecciones por condiciones

Ya te expliqué sobre las redirecciones que puedes hacer con Redirection. Pese a ello, el plugin quiere ser una herramienta más automatizada, por lo que incluye una serie de condiciones preestablecidas con las cuales hacer redirecciones, para que de esa manera puedas ahorrar tiempo en el proceso, pero también es útil para que una redirección se ejecute si el usuario hace ―O no― alguna acción en específico.

A continuación las redirecciones por condiciones, clasificadas por categorías, disponibles en Redirection:

Tipo de página: La redirección se efectúa si la página actual arroja un 404.

Estado de inicio de sesión: Puedes establecer que la redirección se ejecute sólo si el usuario ha iniciado sesión, o si por el contrario la ha cerrado.

Dirección IP: Puedes establecer una redirección sólo si la dirección IP del visitante coincide con ciertos parámetros.

Navegador: La redirección toma lugar sólo si el visitante está usando un navegador web específico.

Servidor: Puedes redirigir hacia otro dominio si éste se encuentra en el mismo host donde está el tuyo.

Remitente: La redirección se efectúa si el visitante ingresa a tu página web desde otra página de internet.

Filtro personalizado: Puedes redireccionar basándote en el filtro para WordPress que trae incluido.

Cookies: Puedes redirigir si configuras una cookie en específico.

Encabezados HTTP: Puedes hacer redirecciones basadas en encabezados HTTP.

Otras funciones de Redirection

Otras funciones de Redirection compressed

Redirection es para generar diversas redirecciones 301, 302, entre otros tipos, pero para cumplir debidamente con ese propósito, cuenta con otras funciones complementarias.

Detección de errores 404

Los errores 404 vienen dados, en su mayoría, por robots buscando páginas que no existen, véase, como un post que hayas eliminado, por ejemplo. Redirection hace un seguimiento dentro de tu blog para detectar todos los errores 404 que tengas. La ventaja de esto es que aquí podrás descubrir cuántos errores de este tipo tienes. Y una vez que los detecta fácilmente puedes solucionarlos.

La pestaña “404s” es el lugar donde podrás encontrar el registro de todos los errores de este tipo que están en tu blog, y es ahí donde aplicar las redirecciones que consideres pertinentes, incluso tienes la posibilidad de redirigir en masa, por ejemplo, si te encuentras con antiguas URL que ahora bien podrían redirigirse hacia la página de inicio.

Compatibilidad con Apache y Nginx

Redirection viene configurado para que las redirecciones se administren desde WordPress, pero también brinda la alternativa de guardar las redirecciones como un archivo .htacces para poder manipularlas con Apache. Por su parte, también puedes hacer uso del sistema de exportación para exportar las redirecciones a un archivo de reglas de reescritura de Nginx y así usarlas con éste.

Adición de encabezados HTTP

El plugin permite añadirle a los redireccionamientos encabezados HTTP, o si lo prefieres, a todo el blog, con lo cual atenuar el impacto de los redireccionamientos o mejorar su seguridad. Crear y añadir tus propios encabezados personalizados también es una opción disponible.

Registro total

Sí, Redirection tiene una sección donde poder encontrar un registro de todas las redirecciones hechas en el sitio web. Una gran ventaja es que es un registro configurable, es decir, puedes exportarlo para una visualización fuera del plugin, y puedes aplicar filtros para buscar ciertas redirecciones de manera más rápida y minuciosa. Otra cosa que te permite hacer es desactivar y/o disminuir la recopilación de IP, para que puedas cumplir con los requisitos legales del país en el que te encuentres.

En este registro encontrarás información relevante sobre cada redirección, por ejemplo, información del visitante, el navegador que usó, información geográfica de su dirección IP, entre otros datos para tener una perspectiva más precisa sobre quiénes pudieron ser los visitantes en cada redirección.

Cómo funciona Redirection

Cómo funciona Redirection

Pues bien, llegados a este punto estoy seguro que te gustaría saber cómo hacer una redirección con Redirection, ¿No? Y pues la verdad es un procedimiento muy fácil de hacer y que no debería tomarte más de 5 minutos. Pero de todas formas, te mostraré cómo hacerlo.

Lo primero es, obviamente, tener el plugin ya instalado y activado en WordPress. Luego te ubicarás en la casilla “Herramientas” y allí seleccionarás “Redirección”, con lo cual se abrirá el asistente para configurar Redirection.

Luego de que apliques las configuraciones que mejor se adapten a tus necesidades, estarás listo para hacer tu primera redirección. Para eso seleccionarás la opción de “Agrega nuevo” en la sección de “Redirecciones”. Al hacerlo se te mostrarán 4 opciones configurables, las cuales son:

URL de origen: Aquí vas a introducir la dirección o URL original, es decir, aquella que, por ejemplo, presenta el error 404, o cuyo enlace no está optimizado para SEO, etc. Simplemente es la URL que el usuario visitará y al hacerlo será llevado a la nueva.

Parámetros de consulta: No tienes que preocuparte por eso; sólo déjalo por defecto.

URL de destino: Aquí debes introducir la nueva URL, es decir, aquella a la que quieres llevar a los visitantes. El usuario que entre a la URL de origen será automáticamente redireccionado hacia la URL de destino.

Grupo: Esto es opcional. Esta configuración es necesaria en caso de que quieras organizar tus redirecciones; puede ser que quieras crear un grupo específico de redirecciones y agrupar allí todas aquellas que tengan algo en común. Así que si no quieres hacer ningún grupo, entonces sólo déjalo como ya está por defecto.

Por último, lo que te queda es hacer clic en “Agregar redirección” para finalizar el trabajo, y con eso la redirección se efectuará. Sin embargo, si la página no es redireccionada aún, sólo borra los datos del caché, y vuelve a probar la nueva URL; con eso la redirección ya debería efectuarse.

Precio de Redirection

Precio de Redirection

El título tiene la palabra “Precio” para no romper la costumbre, pero en realidad este plugin es totalmente gratis.

No cuenta con versión Freemium y otra Premium, o con 3 planes de pago. No. Es totalmente gratuito, y tampoco tiene restricciones en el uso de sus funciones. Redirection es un plugin de redireccionamientos dedicado. Así que si yo fuera tú, ni lo pensaría dos veces.

Conclusiones sobre Redirection

Si quieres continuar cuidando y trabajando en el posicionamiento de tu sitio web o blog, estar alerta con las redirecciones para páginas 404, contenido duplicado, URL no optimizadas, etc, es algo obligatorio. Pero para que esto no sea otro calvario en la gestión de nuestro proyecto, como todo, existe un plugin para aligerarnos la vida: Redirection.

Es el plugin más usado y recomendado para aplicar redirecciones 301, 302, 307, entre otras, de una manera muy rápida y fácil. Pero lo que también lo hace destacar son sus muchas características, como redirecciones por condiciones, compatibilidad con Apache y Nginx, encabezados HTTP, redirecciones en masa, y mucho más. Y no se puede olvidar que aunque es un plugin muy completo, es totalmente gratis. Así que en términos monetarios, para adquirirlo no hay excusa que valga.

Ya sabes, a proteger el posicionamiento y a pulir tu blog con las redirecciones. Espero haberte sido útil, ¿Pero qué me dices? ¿Te animas a probar este plugin? Nos vemos en el siguiente post, ¡Hasta luego!

Deja un comentario